Filter

Ayudas para el baño

El cuarto de baño es uno de los puntos más complicado para las personas con problemas de movilidad. La presencia de agua o humedad puede provocar resbalones y caídas. Además de crear una seria sensación de inseguridad en este tipo de usuarios. En la actualidad existen multitud de productos y dispositivos creados para mantener la autonomía de las personas en el aseo diario. Son artículos económicos y fáciles de usar que facilitan el acceso al baño y también el trabajo de los cuidadores.  

Sillas para baño o ducha

Una silla para ducha es una de las ayudas principales para asear a una persona con discapacidad física o a una persona de avanzada edad. Pueden ser sillas de ruedas con o sin inodoro incorporado o sillas fijas con patas, aptas para ser introducidas en el baño. Sean del tipo que sean, todas nuestras sillas para el aseo están fabricadas con materiales resistentes y duraderos, higiénicos y fáciles de limpiar. Incorporan además elementos de drenaje para evitar que el agua se acumule en el asiento, provocando una incómoda situación al usuario.  

Elevadores de WC y asideros de ducha

Al llegar al cuarto de baño, el problema en muchas ocasiones es sentarse o incorporarse del inodoro. Les ocurre en especial a las personas con dolencias en las articulaciones inferiores. Esto es debido a que las rodillas y las caderas se resienten al hacer ese movimiento. Los elevadores de WC contribuyen a eliminar esa sensación de inestabilidad y reducen el esfuerzo. Los asideros para ducha están creados para agarrarse al entrar o salir de la bañera sin peligro a resbalarse. Hay modelos que se colocan con ventosas, sin necesidad de obra, por lo que son muy fáciles de instalar. Si el problema de movilidad es más pronunciado, existen camillas, asientos y respaldos que se colocan directamente dentro de la bañera.