Filter

Tensiómetros y oxímetros

Los instrumentos como los tensiómetros y los pulsioxímetros sirven para controlar las constantes de un paciente ingresado en un centro hospitalario. Pero también son muy prácticos para uso diario en el domicilio. Están especialmente indicados para usuarios con alteraciones de presión arterial o saturación de oxígeno en la sangre. Estos usuarios requerirán de un control regular y constante para evitar complicaciones. Son fáciles de usar por parte de profesionales médicos, cuidadores y particulares. Por eso, su uso es cada vez más generalizado. Existen tensiómetros de muñeca, más manejables y ligeros, como el tensiómetro RS3. Pero también hay modelos tradicionales que se colocan en la parte superior del brazo y cuentan con un dispositivo auxiliar que muestra los datos. La memoria digital facilita el control de las constantes. Facilitando al médico el correcto seguimiento de cualquier alteración. Los pulsioxímetros son pequeños aparatos que se colocan en el dedo del usuario para detectar la saturación de oxígeno en sangre y el pulso de forma no invasiva. Por este motivo, son perfectos cuando se necesita tomar varias mediciones al día.